• Planeta Béisbol es un foro dedicado al béisbol. Cualquiera puede participar.

    Si bien el foro es gratuito y accesible para todos, tenemos unos gastos. Nunca pedimos dinero a nadie ni cobramos por estar en esta web.

    Si eres visitante, estarás viendo publicidad. Si no quieres ver ningún tipo de publicidad, te invitamos a que te hagas miembro del mejor foro de béisbol en español... ¡¡¡Es gratis!!!

Roberto Alomar reaparece

A

Anonymous

Invitado
#1
Cuando se habla sobre los mejores peloteros boricuas que han pasado por las Mayores es inevitable mencionar el nombre de Roberto Alomar.

Con dos anillos de Serie Mundial (1992 y 93), 10 Guantes de Oro, 12 participaciones en Juegos de Estrellas y 2,724 hits, entre otros logros, el ex segunda base fue sin duda uno de los peloteros más cotizados del diamante.

Pero, sus logros ya son cosa del pasado. Hoy día, a sus 40 años, Alomar disfruta de su retiro un tanto “alejado de los parques” aunque asiste “de vez en cuando a uno que otro partido”.

Su mayor pasión ahora radica en compartir con su familia y disfrutar de aquellas cosas que no pudo hacer durante las 17 campañas que pasó en las Grandes Ligas.

PRIMERA HORA platicó vía telefónica con Alomar recientemente para hablar sobre su vida lejos del terreno en la actualidad, su gloriosa carrera, entre muchos otros temas.

¿Qué estás haciendo hoy día?

–Estoy gozando el retiro. Estoy comprometido y comparto mucho en familia. Tengo dos casas y me gusta viajar. Gracias a Dios estoy bien económicamente porque he hecho buenas inversiones y tengo salud.

¿Qué es ahora lo que te apasiona fuera del béisbol?

–Mi familia. Tener salud y hablar mucho con mi familia. Yo comparto mucho con ellos. Ahora estoy enseñando (béisbol) al nene de mi compañera, que tiene ocho años y está aprendiendo a jugar, y la paso bien con él.

Hace tres años Roberto Alomar sorprendió a la afición del béisbol al anunciar su retiro del diamante, mientras practicaba en los campos primaverales con los Devil Rays de Tampa Bay. Esta decisión asombró a muchos debido al espíritu competitivo de Alomar.

¿Por qué realmente decidiste retirarte? ¿Qué te pasó por la mente en ese momento?

–Fue una decisión que ya venía pensando. Cuando uno no está jugando como uno desea, uno tiene que tomar la decisión. Fue más por orgullo porque ya no podía jugar como quería y decidí terminar, y estoy tranquilo por la decisión. Trabajé duro y creo que hice buen trabajo.

Muchos te han catalogado como uno de los mejores segunda base que han pasado por las Mayores. ¿Qué te provoca dicha distinción?

–Eso me llena mucho de alegría. Yo era para el béisbol y di el todo por el todo. Trabajé fuerte durante mi carrera y el que digan cosas buenas de mi trabajo me llena de alegría y orgullo.

Tus estadísticas en las Mayores son meritorias para una exaltación al Salón de la Fama, ¿qué piensas de eso?

–Fíjate, yo nunca jugué pensando en eso. Pero para mí sería un honor bien grande, sería como un sueño hecho realidad si pasara y claro que me gustaría estar al lado de esas grandes figuras. Sería algo grande para mí; pero cuando jugué nunca me pasó por la mente el Salón de la Fama.

Estuviste cerca de arribar a los 3,000 hits en tu carrera, ¿resientes no haberlo logrado?

–Es que yo nunca pensaba en números individuales. Siempre pensaba en el colectivo. En ayudar al equipo. Si hubiese pensado en mí solamente, tal vez hubiera llegado, pero yo no pensaba en eso. Pero creo que los 2,724 que di son buenos.

El dirigente venezolano Ozzie Guillén expresó que tú eres uno de los mejores peloteros puertorriqueños que han pasado por las Mayores, incluso, por encima de Roberto Clemente...

–Uno como pelotero se siente halagado de esas expresiones, pero para mí Clemente es el pelotero que puso el nombre de Puerto Rico en este deporte. Es un honor que me hayan comparado, pero Clemente fue quien nos abrió la puerta a nosotros en el béisbol.

¿Te gustaría trabajar en el béisbol organizado en alguna capacidad?

–Me gustaría, fíjate, pero luego. Ahora me estoy cogiendo un break.

¿Cuáles han sido los momento más significativos de tu carrera?

–Bueno, yo tengo varios. El primer hit que di ante Nolan Ryan siempre lo recuerdo. También para mí fue un honor bien grande el jugar en Puerto Rico con el uniforme de los Mets. Estar ante mi gente de Puerto Rico siempre me llena de orgullo. Jugar en el Juego de Estrellas junto a mi hermano (Sandy) fue algo inolvidable. (También) el jonrón que le conecté a Dennis Eckersley (Atléticos de Oakland) en la novena entrada que nos ayudó a pasar a la Serie Mundial (1992).

Pero, la carrera de Alomar en las Mayores también tuvo sus contratiempos. En 1996, con el uniforme de los Orioles de Baltimore, Alomar escupió al árbitro John Hirschbeck tras una acalorada discusión por el conteo de bolas y strikes. Este suceso fue para Alomar el momento más difícil de su carrera.

“Fue bien fuerte para mí y para mi familia”, sostuvo escuetamente, como quien no desea recordar.

Nacido en Ponce pero criado en Salinas, Roberto respiró béisbol desde su infancia de la mano de su padre y también ex jugador y ahora coach de los Mets, Santos Alomar. Esto hizo que la carrera de Roberto y su hermano mayor, Santos, Jr., se desarrollara con un contacto especial con el béisbol local, liga en la cual disfrutaba participar no empece a estar establecido ya en las Mayores.

Siempre estuviste muy dispuesto a jugar en Puerto Rico y ahora la liga invernal viene de un receso de un año, ¿qué te parece?

–Es muy fuerte y triste. Recuerdo que cuando niño yo iba a los parques con mi papá y la fanaticada era grande. Recuerdo ver esos parque llenos y a mí me gustaba jugar en Puerto Rico. Era algo que me disfrutaba. Jugar ante mi gente me gustaba mucho.

¿Qué opinas sobre el tema de los esteroides en las Mayores?

–La situación es bien delicada. Muchos juzgan a otros (peloteros) y a veces hasta sin pruebas y eso yo creo que es una falta de respeto. Este problema es como una nube negra en el béisbol, pero yo creo que todo se va a quedar atrás y el béisbol va a seguir.

¿Viste uso de esteroides durante tu carrera?

–No, nunca. En mi tiempo veía a varios jugadores que se ponían fuertes, pero también los vi trabajando duro en el gimnasio.

¿Qué opinas sobre los libros que publicó José Canseco y sobre los líos de esteroides como el de Barry Bonds, por ejemplo?

–El libro de Canseco no lo he leído. No sé ni los jugadores que menciona, pero te puedo decir que lo que ha hecho Barry Bonds como jugador es algo grandioso.

¿Qué te parece la iniciativa del Clásico Mundial de Béisbol?

–Fue algo bien bonito. Una pena que lo hicieran después que me retiré. Me hubiera gustado participar.

Para terminar, ¿algo que quieras decirle a la fanaticada en Puerto Rico?

–Le doy las gracias a Puerto Rico porque siempre me respaldó en las buenas y en las malas. Por ello di lo máximo y trabajé duro. Estoy muy orgulloso de ser puertorriqueño y le agradezco a Puerto Rico todo su respaldo.
 

Ayuda a Daniel a caminar de nuevo

Arriba