las grandes "eras" de los yankees!!!

A

Anonymous

Invitado
La era de Ruth y Gehring


Los bateadores y el estadio (1923-1935): Alrededor del año 1920, los Yanquis, los Medias Rojas, y los Medias Blancas de Chicago tuvieron una relación de tipo détente. Sus acciones, que contrariaron las de Dan Johnson lo llegaron a conocer por el apodo como los "Insurrectos". Esta relajación de tipo diferente cobró bien para los Yanquis debido a que el equipo amplió su nómina. La mayoría de los nuevos jugadores que contribuirían a través del tiempo al éxito del equipo, vinieron de los Medias Rojas, cuyo dueño en ese entonces, Harry Frazee, intercambiaba a jugadores a los Yanquis por sumas grandes de dinero. Algunos recién llegados muy importantes durante este período para los Yanquis, fueron el director Miller Huggins y director general Ed Barrow. El emplear a Huggins por Ruppert causaría una interrupción entre los dueños que llevaron finalmente a Ruppert s la compra del jugador Huston en el 1923. Sin embargo, el lanzador y luego jardinero, Babe Ruth, fue el jugador más talentoso de todas los que adquirieron de Boston. El resultado del intercambios atormentaría a los Medias Rojas en los próximos 86 años. Boston no ganarían una serie mundial después del 1918 hasta 2004, a menudo encontrándose a sí mismo eliminado de la competición a consecuencia del éxito de los Yanquis. Este fenómeno llegó a ser finalmente conocido como la Maldición del Bambino como el fracaso de los Medias Rojas y el éxito de los Yanquis pareció casi sobrenatural, y todo pareció provenir de ese intercambio.
La multitud de los jonrones de Ruth demostraron ser un éxito rotundo, que los Yanquis empezaron atraer más personas al Polo Grounds, mucho más que los dueños del estadio, los Gigantes de Nueva York. En el 1921, cuando los Yanquis hicieron su primera aparición en la Serie Mundial, la cual fue contra los Gigantes, a los Yanquis le habían pedido que se mudarán del Polo Grounds después de la temporada del 1922. El director de los Gigantes, John McGraw, fue dicho haber comentado que los Yanquis "se deben mudar a otro lugar fuera del camino, como en Queens", pero ellos en lugar pasaron hacer pioneros al construir un nuevo estadio al otro lado del rio Harlem en el Bronx. En el 1922, los Yanquis volvieron a la Serie Mundial otra vez, se enfrentaron a una segunda derrota de las manos de los Gigantes.
En el 1923, los Yanquis se mudaron a su nuevo hogar, el Yankee Stadium. Fue la primera infraestructura deportiva en terner tres niveles en el béisbol con una capacidad de 74.000 espectadores. En el primer juego en el Estadio Yanqui, Babe Ruth conectó un jonrón que atrajo más poder para el pagó del estadio, y del cual viene su apodo "La Casa que Babe Ruth construyó". A fines de este año, los Yanquis enfretaron a los Gigantes por tercer año consecutivo en la Serie Mundial, titulándose campeones mundiales por primera vez. Hasta ese entonces, los Gigantes habían sido el ícono de la ciudad o el equipo dominante. Desde el 1923 adelante, los Yanquis asumirían ese papel, y los Gigantes se mudarían finalmente fuera de la ciudad. En 1958 se reubicaron en San Francisco.
Durante la temporada del 1927, la alineación de los Yanquis fue tan poderosa que llegó hacer conocida como el "Escuadrón de la Muerte", y algunos consideraban el equipo como el mejor en la historia del béisbol (aunque existen otros reclamos semejantes que han sido hechos a otras escuadras de los Yanquis, notablemente la alineación del 1939, el 1961 y la del 1998). En ese 1927 los Yanquis ganaron en ese entonces una marca registrada en la Liga Americana de 110 juegos con sólo 44 derrotas, y barrieron a los Piratas de Pittsburgh en la Serie Mundial de ese año.
La suma total de los cuadrangulares de Ruth fueron de 60, en 1927, lo cual fue una cifra hecha durante una sola temporada y que pasó a hacer un récord por los siguientes 34 años. Mientras tanto, el primera base Lou Gehrig tuvo su primera temporada grande, bateando para un promedio de bateo de 0.373, 47 triples y 175 carreras impulsadas, ganándole a la marca de Ruth durante una sola temporada de 171 carreras impulsadas en el 1921. En los próximos tres años, los Atléticos de Filadelfia (hoy de Oakland) tomaría el banderín de la Liga Americana y dos Series Mundiales.

La era de DiMaggio


Traqueteo Joe (1936-1951): Al retirarse Ruth, Gehrig finalmente tuvo una oportunidad de pasar a un primer plano, pero sólo fue un año antes de la aparición de un nuevo titán: Joe DiMaggio. El equipo ganaría cuatro victorias inauditas en la Serie Mundial desde el 1936 a 1939. Por la mayor parte del año 1939, los Yanquis tendrían que hacerlo sin la ayuda de Gehrig, quien tuvo que forzamente retirarse debido a la enfermedad esclerosis lateral amiotrófica. En honor a Lou Gehrig los Yanquis declararon el 4 de julio en el 1939 como el "Día de Lou Gehrig", donde los Yanquis también retiraron su número 4 del uniforme (fue el primer número retirado en el béisbol). Gehrig fue muy famoso también por su discurso durante ese dia, en que él se declaró como "el hombre más afortunado del planeta Tierra".
El año 1941 fue un año emocionante para Estados Unidos del cual fueron testigos de dos acontecimientos históricos, descritos a menudo como el último año de la "Era Dorada" antes de la Segunda Guerra Mundial y otras hitos importantes, como cuando Ted William de los Medias Rojos en su búsqueda evasiva del promedio de bateo de .400 y Joe DiMaggio con su racha de juegos consecutivos conectando de imparables. Al final de su seguidilla, DiMaggio había cosechado 56 juegos consecutivos, el récord actual de las Grandes Ligas, y una de las más difíciles de romper.
Precisamente dos meses y un día después de que los Yanquis le ganaran a los Brooklyn Dodgers en la Serie Mundial de 1941, el ataque a Pearl Harbor ocurrió, y muchos de los mejores jugadores, inclusivo el mismo DiMaggio, se fue a servir en el ejército. Los Yanquis lograron todavía sacar una victoria contra Cardenales de San Luis en 1942. McCarthy fue despedido al principio del 1946, después de varias temporadas en descenso, y después de varios dirigentes interinos, Bucky Harris tomó la posición, reparando el barco y llevó a los Yanquis a una Serie Mundial contra los Dodgers.
A pesar de que los Yanquis terminaron sólo tres juegos detrás del primer lugar de los Indios de Cleveland, en el 1948, Harris fue liberado a favor de Casey Stengel, quien tuvo una reputación de un payaso y mal dirigente de equipos. Su ocupación como dirigente de los Yanquis, fue marcado con éxito, y cuando los "desvalidos" Yanquis vinieron de atrás y sorprendieron a los Medias Rojas, que en ese entonces eran los líderes en los últimos dos días de la temporada, un encuentro fue suficiente para dar inicio a la rivalidad moderna entre los Yanquis y los Medias Rojas. Sin embargo, la carrera de DiMaggio se marchitaba y el "Esquilador Yanquista" (Yankee Clipper) se retiró después de la temporada de 1951. Este año marcó también la llegada del "Niño de Oklahoma", Mickey Mantle, quien fue una de las varias estrellas nuevas que llenarían el espacio vacante.

La era de Stengel


El escuadrón de Stengel en los 1950: Mejorando el club de la era de McCarthy, los Yanquis ganaron la Serie Mundial cinco veces consecutivas durante los años 1949-1953 bajo la dirección de Stengel, que continúa siendo el récord actual de las Grandes Ligas. Dirigiendo a jugadores como Mickey Mantle el jardinero central, el lanzador Whitey Ford, y Yogi Berra como el receptor, el equipos de Stengel ganaron 10 banderines y siete títulos de la Serie Mundial en sus doce temporadas como el director de los Yanquis. Casey Stengel fue también un maestro en la publicidad para el equipo y para él mismo, consiguiendo publicar un tema de portada en la revista Time en 1955.
El equipo ganó 100 juegos en el año 1954, pero los Indios de Cleveland ganaron el banderín con una cifra récord de 111 victorias en la Liga Americana. En 1955, los Dodgers finalmente le ganaron a los Yanquis durante la Serie Mundial, después de cinco derrotas de Serie Mundial contra los Yanquis, pero los Yanquis regresaron fuerte al año siguiente. En 8 de octubre de 1956, durante el quinto juego de la Serie Mundial contra los Dodgers, el lanzador Don Larsen de los Yanquis lanzó el primer juego "Perfecto" en la historia de Serie Mundiales, que pasaría a hacer el único juego "sin hits, sin carreras" en una postemporada.
Los Yanquis perdieron en la Serie Mundial del 1957 contra Bravos de Milwaukee (hoy de Atlanta). Durante la siguiente temporada de Grandes Ligas, los Gigantes de Nueva York y los Dodgers de Brooklyn se irían hacia California, dejando a los Yanquis como el único equipo en Nueva York. En la Serie Mundial de 1958, los Yanquis consiguieron su venganza contra los Bravos y llegaron a ser el segundo equipo que gana una Serie Mundial después de estar abajo tres juegos a uno. Durante esta década, los Yanquis ganarían seis Series Mundial (1950, 1951, 1952, 1953, 1956, y 1958) y ocho banderines de la Liga Americana, esos seis más los de 1955 y 1957. Guiados por los súper estrellas Mickey Mantle, Whitey Ford, Yogi Berra, Elston Howard (el primer jugador afroamericano de los Yanquis), y el recién adquirido Roger Maris, los Yanquis entraron en los años 60 buscando repetir el éxito notable de los años cincuenta.

La era de Mantle y Maris


Los Chicos M&M (1960-1964): Arnold Johnson, el dueño de los Atléticos de Kansas City (hoy Atléticos de Oakland), dueño anterior del estadio y socio antiguo del condueño de los Yanquis en ese entonces, Del Webb y Dan Topping, tenían una "relación especial" con los Yanquis. Johnson les vendía los jugadores jóvenes a cambio de dinero y jugadores veteranos viejos. Estos intercambios terminaban siendo inclinados en favor de los Yanquis, lo que causó las acusaciones de que los Atléticos fueron un poco más que un equipo de ligas menores de los Yanquis a nivel de la Grandes Ligas. Irónicamente, la ciudad de Kansas había sido el Estado de la casa del equipo en la ligas menores de los Yanquis por casi 20 años, antes de que los Atléticos se mudaran en Kansas desde Filadelfia en 1954. En 1960, Charles O. Finley compró a los Atléticos y puso un fin a estas ventas de jugadores. Sin embargo, antes de este evento, los Yanquis reforzarían la adquisición de un joven jardinero izquierdo con un gran potencial, Roger Maris quien seria una estrella con los Yanquis. En el 1960, Maris fue el líder de la liga en porcentaje de bateo, de carreras impulsadas, y en extra bases, y quedando en segundo lugar en cuadrangulares con 39, uno detrás de Mantle. Lideró el joven circuito en total de bases. Ese año también fue ganador de un Guante de Oro y ganador del premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana.
El 1961 resultarían uno de los años muy memorable en la historia de los Yanqui. A través del verano, Mantle y Maris bateaban jonrones a paso muy rápido lo que causó que los medios les llamaran "Los Chicos M&M". Desgraciadamente, una infección severa de cadera forzó que Mantle estuviera fuera de la alineación y dejara de jugar por un par de semanas. Maris continuó y el 1 de octubre (el último día de la temporada), conectó un cuadrangular, el número 61 de la temporada, superando la marca de Babe Ruth de 60 jonrones en una sola temporada. Sin embargo, el comisionado Ford Frick (que posteriormente se descubrió que años atrás había escrito haciéndose pasar por otro o falsificado figuras, durante la carrera de Babe), decretó que la marca de Roger Maris había sido lograda en una temporada de 162 juegos, lo cual fue ocho juegos más que la temporada en la que Ruth disparó los 60 jonrones. De hecho, dos récord separados deberían ser mantenidos, poniéndole un "asterisco" al récord de Maris.
Luego de 30 años, el Comisionado Bowie Kuhn eliminaría ese asterisco y validara el récord Maris como la "marca de jonrones en una temporada de Grandes Ligas". Esta marca fue superada por Mark McGwire, de los Cardenales de San Luis, en la campaña de 1998, con 70. Posteriormente, en 2001, por Barry Bonds, de los Gigantes de San Francisco, con 73, ambos jugadores de la Liga Nacional. Los Yanquis ganaron el banderín con 109 victorias y 53 derrotas y pasaron a derrotar a los Rojos de Cincinnati en la Serie Mundial de 1961. El equipo terminó el año con 240 cuadrangulares, una marca para ese entonces. En 1962, la escena deportiva de Nueva York cambió cuando la Liga Nacional se expandió para incluir a un nuevo equipo, Los Mets de Nueva York, el cual jugaron sus dos primeros años en el Polo Grounds. Luego se mudaron a Flushing, Queens cerca del Bronx. Los Mets perderían un sinnúmero de juegos (120), mientras que los Yanquis ganarían la Serie Mundial, en ese año de 1962, su décimo en los pasados dieciséis años, derrotando a los Gigantes de San Francisco en siete juegos.
Los Yanquis alcanzarían el Clásico de Otoño de 1963, sólo para ser barrido por Los Ángeles Dodgers. Después de la temporada, Berra, se retiraría de jugador activo, y pasó a ser dirigente de los Yanquis. Los Yanquis volvieron nuevamente el próximo año por una quinta vez consecutiva a la Serie Mundial, pero fueron derrotados en siete juegos por Los Cardenales de San Luis. Sería la última aparició de los Yanquis en una Serie Mundial por 14 años.

falta por escribir la que no ha terminado.......la era de jeter.....
 

Hilos similares

Donar a Planeta Béisbol

Por favor, dona el equivalente a una taza de café a través de PayPal

Ayuda a Daniel a caminar de nuevo

Arriba