Empiezan a salir las cosas para los Marlins de Miami

FrankPereiro

Administrador
Miembro del equipo
¿Recuerdan cuando Derek Jeter tomó las riendas de los Marlins? Fue por allá por 2017 cuando el ex campocorto llegó a la dirección del equipo junto con Bruce Sherman. Desde entonces, Miami ha sido objeto de burlas, incluso al punto de haber sido ridiculizados por su decisión de cambiar a la estrellas de su novena.

Ayer por la tarde, lograron ganar la serie de comodín ante los Cachorros en lo que está siendo la primera participación del equipo del sur de la FLorida desde que lo ganaron todo en 2003. Barrieron en dos juegos a Chicago como visitantes con una pizarra global de 7 carreras por 1.

Otra nota importante fue que la clasificación fue lograda en 2020 fue en el Yankee Stadium de Nueva York, la casa de Los Mulos donde el manager Don Mattingly jugó toda su carrera como pelotero de grandes ligas y que luego fuese el coach de bateo bajo el mando de Joe Torre entre 2004 y 2006, y como coach de banca en 2007. Los Yankees llegaron al punto de ningunear al ex inicialista en 2008 para el puesto de manager en favor de Joe Girardi, aunque este último logró ganar la Serie Mundial de 2009.

Pero, en 2020, Mattingly tuvo una pequeña revancha al celebrar la clasificación en lo que fue su casa durante tantas décadas y delante de la gerencia que lo menospreció.

Volviendo a tiempos más actuales, los Marlins mandaron al MVP de la Liga Nacional en 2017 Giancarlo Stanton a los Yankees con la finalidad de reducir su nómina.

Miami trajo al veterano infielder Starlin Castro, al derecho Jorge Guzman y al campocorto Jose Devers.

Guzmán y Devers aún no han tenido un impacto con Miami pero, como contramoneda, Stanton no ha podido jugar a diario en el campo debido a diversas lesiones. Los Marlins ocupan el puesto 27 en cuanto a nóminas en la actual temporada. Los Marlins también cambiaron a Dee Gordon a los Marineros de Seattle y se ahorran unos 10 millones de dólares anuales.

Por otro lado, Miami cambió a Marcell Ozuna a los Cardenales de San Luis por los lanzadores derechos Sandy Alcantara y Zac Gallen, el jardinero Magneuris Sierra y el zurdo Daniel Castano.

Alcantara ha sido el as de Miami en las últimas dos temporadas, y fue quien lanzó en el primer juego de la serie permitiendo apenas una rayita en 6.2 innings lanzados.

El año pasado Gallen fue cambiado por Jazz Chisholm, y casi seguramente será el campocorto del futuro de los peces.

Más adelante Miami cambió a J.T. Realmuto, uno de los mejores receptores actualmente en las mayores, a los Filis por el catcher prospecto Jorge Alfaro, el derecho Sixto Sanchez y el zurdo Will Stewart.

Alfaro apareció en 130 juegos para los Marlins la temporada pasada; Sánchez ha sido una fuerza a tener en cuenta en la etapa inicial de su carrera en la MLB, ponchando a los bateadores a un ritmo plausible, lanzando profundamente en los juegos y lanzando cinco entradas en blanco en el Juego 2 de la ronda de comodines.

Hubo y todavía hay mérito detrás de estos intercambios para todos los involucrados. Desde la perspectiva de Miami, estos acuerdos están saliendo bien.

Tienen una de las mejores rotaciones de abridores del béisbol. Mientras Alcántara, Sánchez y Castaño han deslumbrado, también lo han hecho Pablo Lopez y Elieser Hernandez.

Podría seguir hablando de todos esos cambios y transacciones que los Marlins han estado realizando desde 2017, cuando llegó Jeter, pero casi todos se pueden recordar. Los Marlins tienen ahora una gran cantidad de talento joven pero todos sabemos que los veteranos ayudan a que esos jóvenes prospectos se formen al más alto nivel. Por eso, Miami cuenta con veteranos como Brian Anderson, Miguel Rojas, Jesus Aguilar, Corey Dickerson y Garrett Cooper para esta importante labor.

Si algo nos ha demostrado los Marlins es que hay que tener paciencia. Yo mismo me burlé en más de una ocasión de los Marlins y este año me han callado la boca, demostrando que la paciencia en la reconstrucción es clave en este proceso.

Aparte de todo esto que ha estado sucediendo con Miami, dos de sus rivales divisionales, Mets de Nueva York y Filis de Filadelfia, han invertido grandes sumas para lograr tener equipos competitivos para clasificar a los playoffs.

¿Saben una cosa? Desde 2017, cuando comenzó la purga de salarios, los Marlins han clasificado una vez a la postemporada, en cambio Filis y Mets ni una vez. De hecho, Filadelfia no ha tenido récord positivo.

¿Ahora quién ríe más y más alto?
 

alberto silva

Administrador
Miembro del equipo
Usuario más activo del mes
Frank:

Sin duda, Jeter ha hecho un buen trabajo con los Marlins. Es facil desarrollar un equipo cuando se cuenta con muchos recursos, pero muy dificil cuando no se cuenta con esos recursos. Lo primero que hizo Jeter fue deshacerse de jugadores muy costosos y adquirir a cambio jugadores mas economicos y con capacidad de ayudar al equipo. Mattingly tambien ha hecho un gran trabajo moviendo con acierto las piezas disponibles. Todavia "veteranos" como Rojas, Anderson, Marte, Alfaro, Aguilar, Berti, Kintzler, Garcia, Wallach, etc., pueden seguir ayudando al equipo (quizas dos o tres años mas), pero en paralelo se espera que continue el desarrollo de los mas jovenes: Alcantara, Lopez, Sixto Sanchez, Chisholm,Isan y Lewin Diaz, Harrison, Sierra, etc. Tambien cuentan con los prospectos Bleday, Meyer, Jesus Sanchez, Cabrera, Garrett y Rogers, entre otros. 2022 o 2023 puede ser el gran año que los Marlins estan esperando.
 

Donar a Planeta Béisbol

Por favor, dona el equivalente a una taza de café a través de PayPal

Ayuda a Daniel a caminar de nuevo

Arriba