• Planeta Béisbol es un foro dedicado al béisbol. Cualquiera puede participar.

    Si bien el foro es gratuito y accesible para todos, tenemos unos gastos. Nunca pedimos dinero a nadie ni cobramos por estar en esta web.

    Si eres visitante, estarás viendo publicidad. Si no quieres ver ningún tipo de publicidad, te invitamos a que te hagas miembro del mejor foro de béisbol en español... ¡¡¡Es gratis!!!

Béisbol entre los números

#1
Mientras nos preparamos para disfrutar de otra temporada de grandes ligas, puede ser útil recordar algunos “tips” de “sabermetrics”; es decir, algunos resultados de la aplicación del análisis estadístico al béisbol. Una de las referencias que puede ayudar es “Baseball between the numbers”, libro publicado en 2006 por los analistas de Baseball Prospectus. Entre las conclusiones de las investigaciones de esos autores –cada una de las cuales puede dar lugar a muchas discusiones- destacan las siguientes:

:arrow: El promedio de bateo, el número de jonrones o el número de carreras empujadas no son buenos indicadores de la capacidad ofensiva de un bateador. El OPS (porcentaje de embasado más porcentaje de “slugging”) es una medida mucho más confiable
:arrow: Para comparar jugadores es necesario tomar en cuenta tanto su desempeño en relación con los jugadores de sus respectivas épocas como factores ambientales tales como el tamaño de la zona de “strike”, la altura del montículo de pitcheo, las dimensiones de los estadios y las características de los bates, las pelotas y los guantes, entre muchos otros factores
:arrow: Más importante que el orden en el lineup es quién debe estar en el lineup. En todo caso, se consiguen mejores resultados ordenando los bateadores de mayor a menor OBP (porcentaje de embasado), interrumpiendo este orden a partir del tercer turno para colocar un jugador con muy buen SLG (porcentaje de “slugging”). Por lo demás, intentar proteger a un bateador colocando un bateador superior a él en el siguiente turno no produce ningún resultado significativo
:arrow: Predecir el desempeño de un pitcher es mucho más difícil que predecir el desempeño de un bateador. El pitcheo es muy demandante físicamente y sujeto a desgaste y lesiones y, además, depende mucho de factores que están fuera de control del pitcher (por ejemplo: la defensa u ofensiva de su equipo o la calidad del bullpen). El promedio de boletos y ponches por bateador enfrentado y el porcentaje de “rollings” parecen ser las medidas más efectivas de la consistencia de un pitcher y de sus cualidades independientes, así como el OBP, el SLG y el OPS lo son para los bateadores
:arrow: Traer al cerrador para lanzar el noveno inning en situación de juego salvado no necesariamente es la mejor estrategia. Dependiendo de los juegos que se tengan por delante en el calendario, puede ser mejor estrategia traer al cerrador para superar una situación critica del juego antes del noveno inning, incluso para lanzar los tres últimos innings como se hacía en el pasado
:arrow: Una rotación de cuatro abridores puede ser mejor que una de cinco, si se vigilan adecuadamente el número de lanzamientos y los niveles de fatiga. Una rotación de cuatro evita tener que depender de un quinto abridor de menor calidad, reduce el número de carreras permitidas, facilita un mayor descanso del bullpen y permite al manager disponer de un lugar extra en el roster
:arrow: Todas las estadísticas disponibles de la defensiva individual tienen problemas. La defensa, al contrario del bateo, es esencialmente una actividad de equipo. En todo caso, la receptoria, el short stop y la segunda base son las posiciones con mayor exigencia defensiva
:arrow: A pesar de la firme convicción de muchos profesionales del deporte, no hay evidencia objetiva de que los catchers considerados como los mejores en su oficio puedan mejorar la eficiencia de los pitchers ni hacer nada para reducir la ofensiva de los bateadores
:arrow: Los robadores de bases pocas veces contribuyen de manera significativa al desempeño ofensivo de su equipo. Más efectivo es un equipo con jugadores veloces, que puedan tomar una base extra con un batazo, y, sobre todo, jugadores que se embasen y eventualmente puedan anotar
:arrow: Los toques de sacrificio generalmente son una mala idea, a menos que se trate de mover a un corredor que está en segunda con menos de un out. Mover a un corredor en primera, con menos de un out, tiene sentido con un juego empatado en el noveno inning o con el pitcher al bate (si éste es un mal bateador), pero en general el robo de base puede ser una mejor estrategia
:arrow: Hay poca evidencia estadística de que los managers puedan influir, con sus decisiones en el terreno, en el desempeño de sus equipos. Su influencia parece estar más en su habilidad para mantener contentos a los jugadores y propiciar una atmosfera positiva
:arrow: Existen diferentes tipos de jugadores en lo que respecta al progreso a lo largo de sus carreras. La mayoría, incluyendo a los mejores, generalmente destacan poco a la edad de 20 años, pero a partir de allí mejoran de manera sostenida hasta alcanzar el tope de su desempeño alrededor de los 27 años. Los que destacan más a los 20 años generalmente alcanzan el tope hacia los 23 años y, por consiguiente, tienen una carrera corta. Y hay otros que progresan más lentamente y alcanzan el tope hacia los 31 años y son los que generalmente tienen carreras más largas
:arrow: El pitcheo es muy importante para un equipo, pero para ganar también necesita de buen bateo y buena defensa
:arrow: Los efectos de los esteroides en el béisbol parecen haber sido sobreestimados. Ni hay evidencia de un uso generalizado de esteroides entre los peloteros de grandes ligas ni los efectos del uso de esteroides son grandes (quizás una ganancia promedio de 10 puntos de AVG, OBP y SLG para un jugador de posición y todavía
 

FrankPereiro

Administrador
Miembro del equipo
#2
Excelente, Alberto.

No he leído el post completo porque voy saliendo a trabajar pero lo leeré con calma esta noche con un buen café (cigarros ya no más).

Me parece que es un excelente post de pretemporada :mrgreen:
 

Mauricio Marquez

Administrador
Miembro del equipo
#3
Muy bueno Alberto, excelente tema para comenzar la temporada. Entre los puntos más álgidos considero que está el de los managers, ejemplo de ello tenemos el clásico y la desición de Sojo de poner a Silva por encima de Felix, eso de tener el dogout contento no creo que lo sea todo, el manejo de los lanzadores es fundamental en los resultados, por ello es que la decisión de un manager en dejar o mover un lanzador conlleva en buena parte a los resultados obtenidos por el equipo.

Sin duda, estamos en una era en que los esteroides parecen marcar un punto de partida respecto al como es y como será el béisbol en lo adelante, concretamente en la duración y longevidad de la calidad los peloteros, saludos...
 
#4
Mauricio dijo:
Entre los puntos más álgidos considero que está el de los managers, ejemplo de ello tenemos el clásico y la desición de Sojo de poner a Silva por encima de Felix, eso de tener el dogout contento no creo que lo sea todo, el manejo de los lanzadores es fundamental en los resultados, por ello es que la decisión de un manager en dejar o mover un lanzador conlleva en buena parte a los resultados obtenidos por el equipo.
Mauricio:
Al autor del capitulo sobre los managers en el libro "Baseball between the numbers" no se le escapo reconocer que una caracteristica de un buen manager es saber utilizar adecuadamente a sus jugadores. El problema es que no pudo (o no supo) encontrar evidencia estadistica de la influencia de ese tipo de decisiones sobre los resultados de un equipo. Admite que el problema es muy dificil y que intervienen tantos factores que es dificil aislar la influencia de las decisiones de los managers sobre lo que pasa en el terreno de juego. Por eso, piensa que los managers influyen mas de manera intangible (mediante la motivacion, el liderazgo y el manejo de conflictos) y que no hay manera cientifica de demostrar, por ejemplo, que Joe Torre sea un buen manager o no. Sin duda, en este campo hay un reto dificil e interesante para la "sabermetrics". Quizas pueda dar pie a un buen "thread" en este foro
 
#6
claudiomni dijo:
Guaooo el pana Alberto se a comio con este tema, de pana lo felicito se ve que es un conocedor a fondo de la materia...
Claudiomni:
No me alabes tanto. El merito es mas bien de los autores del libro "Baseball between the numbers", que es un libro muy bueno y elogiado por muchos, entre ellos el famoso autor y columnista Rob Neyer. Lastima que no ha sido publicada una nueva edicion (el libro fue publicado en 2006, con datos de 2005 y anteriores, y mucho ha avanzado el beisbol y la " sabermetrics" desde entonces). Mi aporte fue tratar de recoger la esencia de ese libro (si confieso que no fue una tarea facil pues el libro es muy denso y las conclusiones de sus autores no siempre son evidentes)
 
#7
alberto silva dijo:
:arrow: Traer al cerrador para lanzar el noveno inning en situación de juego salvado no necesariamente es la mejor estrategia. Dependiendo de los juegos que se tengan por delante en el calendario, puede ser mejor estrategia traer al cerrador para superar una situación critica del juego antes del noveno inning, incluso para lanzar los tres últimos innings como se hacía en el pasado
:eek: :eek: :shock: :shock: :) :) :)

¿Será que algún día un manager se atreve a traer al que hoy en día es su cerrador en un 7mo inning con 3 en base para proteger una ventaja de 1 carrera, que luego le lance el octavo y si el hombre está muy cansado traer para el noveno al que hoy en día es su setup para que lance el noveno en las mismas condiciones que hoy son ideales para que lance el octavo (bases limpias y misión de sacar 3 outs)?

¿Y si eso sucediese, independientemente de lo que diga la regla del juego salvado, a quien consideran que sería justo anotarle el salvado?. ¿al que sacó al equipo del atolladero en el séptimo, o al que cerró el juego sin ningún tipo de presión?

Una vez leí a un columnista de ESPN que decía que el juego salvado es la estadística más sobrevalorada del beisbol, y el hold no sabía exactamente que medía, porque en mi ejemplo al hombre del séptimo se le anota un hold, y ¡vaya hold¡, pero hay casos donde en un juego se anota hold y a la larga el equipo no gana.

Tema complicado, ¿verdad?
 

Ayuda a Daniel a caminar de nuevo

Arriba