Bateandole a los mejores pitchers

alberto silva

Administrador
Miembro del equipo
#1
Los mejores pitchers son muy difíciles para batearles y a los mejores bateadores tampoco se les hace fácil. La historia del béisbol de Grandes Ligas recuerda siempre los duelos entre Walter Johnson y Ty Cobb, a principios del siglo XX. Cobb estaba en su tercera temporada cuando Johnson hizo su debut. Al principio no podía ni siquiera tocar su bola rápida. Cobb no era alguien que se dejase vencer fácilmente y al fin descubrió que Johnson sentía temor de golpear a un bateador. Entonces Cobb decidió pararse más cerca del “home plate” y así logró casi duplicar su promedio al bate contra él. Otros duelos memorables fueron los de Lefty Grove contra Babe Ruth y Lou Gehrig. Grove era casi imbatible hasta la llegada de Ruth y Gehrig. Estos grandes bateadores de los Yankees lograron detener en 1932 la cadena de campeonatos de los Atléticos de Filadelfia, obtenidos fundamentalmente gracias al pitcheo de Grove. Pero tampoco les fue fácil hacerlo. Grove recordaba como una de sus mejores hazañas que una vez en el noveno inning frente a los Yankees, con corredor en primera, una carrera de ventaja y sin outs, ponchó a Ruth, Gehrig y Bob Meusel con sólo 10 lanzamientos y, por supuesto, ganó el juego. A los grandes bateadores Ted Williams y Mickey Mantle también se les hizo difícil batearle a Warren Spahn, el mejor pitcher de su época, aunque se recuerda que en el Juego de las Estrellas de 1956, lanzando Spahn, Nellie Fox abrió el inning con sencillo, luego Ted Williams conectó un jonrón y Mickey Mantle, en el turno siguiente y ya con serios problemas en su rodilla, también la sacó del parque. Willie Mays, por su parte, dijo después del retiro de Koufax, "Sandy me poncharía dos o tres veces en un juego y yo sabía cada lanzamiento que el iba a utilizar: rápido, cambio de velocidad. Yo lo sabía. El dejaba que lo mirara y aún así no le podía dar."
 

alberto silva

Administrador
Miembro del equipo
#2
Corrijo la informacion de Ted Williams y Mickey Mantle vs Warren Spahn:

Ted Williams y Mickey Mantle jugaban en una liga distinta a la de Warren Spahn, el mejor pitcher de su época, quizás afortunadamente para ellos; sin embargo, se recuerda que en el Juego de las Estrellas de 1956, lanzando Spahn, Nellie Fox abrió el inning con sencillo,
luego Ted Williams conectó un jonrón –posiblemente en el único turno que tuvo
frente a Spahn en toda su carrera- y Mickey Mantle, en el turno siguiente y ya
con serios problemas en su rodilla, también la sacó del parque. Mantle bateó
siete veces contra Spahn en Juegos de Estrellas y no le fue nada mal, le bateó
tres hits, incluyendo el jonrón que mencionamos, se ponchó dos veces, dio un fly
al centerfield y logró un boleto.
 

RoRRo

Administrador
Miembro del equipo
#3
Alberto, cuando leas comentarios de viejos peloteros --je, incluso de peloteros actuales-- debes tener cierto grado de incredulidad...

Willie Mays NUNCA tuvo problemas para batearle a Koufax (.278/.421/.536 (.957) en 121 visitas al plato frente al zurdo de los Dodgers, incluidos 14 extrabases y 24 boletos recibidos vs. 20 ponches, mientras que el resto del universo le bateó para .205/.273/.319). Varias veces lo ponchó en dos oportunidades en un mismo juego, pero nunca lo hizo tres veces...

El cuento de Cobb y Johnson tampoco resulta fácil de creer -- aunque resulta complicado encontrar los números de las veces que se enfrentaron. El hecho de que al Gran Tren le atemorizaba golpear a un bateador no fue un descubrimiento de Cobb, era vox populi en las Mayores. En esa época no se usaban cascos y las lesiones por golpeados eran más serias y más frecuentes que hoy día (pregúntenle a Carl Mays)

Lefty Grove no era "casi imbatible hasta la llegada de Ruth y Gehrig". Grove debutó en el '25, la tercera temporada de Gehrig y la 12da de Ruth, quien para entonces ya había llevado la marca de jonrones en una temporada hasta los 59, y quien de hecho ya tenía el récord de más jonrones de por vida. Los Yankees se titularon en '26, '27 y '28, por lo que más bien fueron los Atléticos de Grove quienes los "pararon" y se titularon en '29, '30 y '31. No sé cuál fue el impacto de los pitcheos de Grove, pero en esos tres años tuvo marca de 79-15, la mejor de la historia para un lapso de tres temporadas...

Ciertamente, en líneas generales, tu planteamiento es cierto, a los grandes pitchers es difícil batearle, pero los números no mienten...mientras que las anécdotas de los peloteros puede ser que lo hagan

Te recomiendo que te busques el libro Rob Neyer's Big Book of Baseball Legends para que conozcas unos cuantos casos de este estilo, en los que un jugador recuerda lo ocurrido de una manera diferente a lo que de verdad pasó...
 
Arriba