• Hola Invitado,

    Este mensaje es para hacerte saber que el foro ha sido actualizado y ha tenido, en consecuencia, muchos cambios importantes. Uno de esos cambios es el look del foro. Por falta de tiempo no he podido abrir un hilo sobre esto pero lo haré tan pronto me sea posible. Espero que el cambio sea lo menos perturbador posible, sin embargo, lo hicimos porque era necesario actualizar los archivos del foro. Un cordial saludo, FrankPereiro

Secuestran a la madre de Elías Díaz

FrankPereiro

Administrador
Miembro del equipo
#1
Mari Montes fue la primera en reportar la triste noticia:


Según Meridiano, el secuestro se produjo hoy por la tarde.

Al parecer, Díaz se encuentra en los Estados Unidos ya que en unos días los catchers y pitchers se tienen que reportar a los entrenamientos primaverales.

Lamentablemente, esta situación se hace más rutinaria. Hay una breve historia al respecto:

  • La madre de Víctor Zambrano fue secuestrada en 2009.
  • Wilson Ramos fue secuestrado en 2011.
  • El propio Miguel Cabrera ha hablado abiertamente sobre las amenazas de secuestros que han recibido, no solo él, sino una gran cantidad de jugadores venezolanos.
De hecho, hay muchos jugadores que han terminado por llevarse a su familia a los Estados Unidos e incluso no han visitado Venezuela en años.

Espero, sinceramente, que todo termine bien.
 
#2
Es lamentable y trágico, eso pasa muchas veces porque el jugador venezolano en su gran mayoría sale del barrio, y en vez de sacar a sus familiares mas cercanos los dejan donde mismo por un cliché estúpido "yo no me olvido de donde vengo" eso es ser un idealista tonto... A raíz de la cuantiosa suma de dinero que supone tan si quiera firmar con un a organización de MLB el pelotero debe sacar a su familiares de su circulo intimo del barrio, ya que debido a la lamentable inseguridad que existe en Venezuela es una locura no hacerlo... En los casos mencionados tocayo te falto por ejemplo la madre de Ugueth Urbina o el hijo del basquebolista Juan Manaure...

Ojala pueda este caso tener un buen desenlace...